Cristianismo, ¿Hueco?

Palabras huecas hirieron mi corazón. ¿Por qué? Porque vinieron de personas a las que yo consideraba “cristianas”. Muchas predicas van y vienen… Pero ahí me pregunté dónde quedaron. ¿En un CD? ¿En sus anotaciones de todos los domingos?
Qué es el Cristianismo? Me da la impresión de que ahora es una religión más. La Religión no es más que un conjunto de reglas hechas por los HOMBRES.

La Religión conduce a los pensamientos generalizados o estereotipos. Por darte un ejemplo, el más común de todos: “Ah sí, ella es cristiana, hipócrita.” Golpe bajo.

Hasta no hace mucho tiempo estaba tan molesta con mi generación tan religiosa, que quería gritarles unas cuantas cosas a muchas personas pensando que esa era la manera correcta de que se den cuenta de lo que estaban haciendo o diciendo. Yo quería decirles que dejen de fingir, yo quería con todas mis fuerzas hacerlos entrar en razón, que sintieran lo que yo estaba sintiendo. Yo quería ser radical.

Dios en oración, calmó mi corazón, lo lleno con su paz…
“Predica en todo tiempo y si es necesario habla.”

*Suspiro… Ojos abiertos… Suspiro… Boca abierta*

QUÉ?! Fue como un golpe en mi cabezota humana. ¿Qué es lo que estaba tratando de hacer? ¿Quién soy yo para querer hacerlos entrar en razón? Que ciega y sorda fui todo el tiempo que estuve enojada. Soy una más, llena de errores y humanidad. Dios es el que hace la obra…EN su tiempo… Perdóname Dios.

Mi relación con Jesús debe ser lo importante aquí, no el cristianismo. Jesús es mi prioridad. Como no serlo si el dio su vida por mí en esa cruz para que Yo conociera Su Nombre, El conoce mi nombre desde antes que yo lo supiera. El me ama aunque yo no merezca nada de Él. Su corazón es lo que anhelo. Su gracia es la que me salva día a día. Su misericordia se renueva todos los días. Sus palabras son mí día a día. Su voluntad será hecha en mi vida y oro por que así sea en la tuya.

Agradezco a Dios por los amigos.
Amigos, gracias por su tiempo, cada conversación es una bendición.
Amo conversaciones donde Dios esté presente, puedo cambiar mi perspectiva de vida en muchas áreas, escuchar como Dios se revela en sus vidas, compartir lo que Él hace en la mía y ser renovada con testimonios increíbles.

Entre otras cosas, quiero compartir esto contigo, es algo que está siempre en mi corazón, pero últimamente con más fuerza, te pido que ores por esto.
Nuestra Generación. Somos una generación llena de dones y talentos, con esas ganas de luchar por lo que creemos hasta el cansancio, una generación que brilla por sus logros, creatividad y nuevas ideas y hasta se queda sin voz para ser escuchada, con tanta inteligencia y conocimiento pero… muy carentes de Sabiduría. Oops!
“El Principio de la Sabiduría es el Temor de Jehovah.” Prov. 1:7

Imagínate si todas estas cualidades fueran usadas sabiamente para la obra de Dios! Donde estaríamos?! ¡Ganando a los jóvenes del mundo para Cristo!
Hoy, empecemos con nosotros mismos.

Padre Santo,
Oro por nuestra joven generación, con fe de que será una generación que te busque a ti hasta encontrarte, que busque tu rostro y escuche tu corazón, que te alabe con todo lo que tiene. Renueva la pasión en los corazones de los jóvenes con ese fuego que consume desde el interior, Ayúdanos a ser de bendición y testimonio en todo momento. ¡Queremos vivir por ti! Que todo lo que hagamos sea para ti, para tu gloria.
En el nombre de tu hijo amado, Jesús.
Amen.

[Post de una amiga, de quien no puedo dar nombre, por razones obvias.]

Tan frustrante es adoptar esa postura crítica hacia todos, bajarles la caña o “discriminarles espiritualmente” por no tomar enserio las cosas, queriendo uno ser radical. Por mucho tiempo, también hice lo que vos hiciste. Tratar de gritarle a la gente para hacerle entrar en razón, de hacerles darse cuenta cómo ellos estaban viviendo y afrontando el cristianismo.
Pero el cristianismo, es cierto, es una religión más. Y tanto el relativismo como el puritanismo son manifestaciones de esa religiosidad que no conduce a nada. Y gracias a Dios que nos ofrece la oportunidad de conocer la Verdad y ser libres de ambas cosas.


Dios rompió mis esquemas con respecto a eso y me hizo amar y aceptar a mucha gente, entendiendo por sobre todo, que capaz – incluso más que muchos – soy falible, imperfecto, pecador y estoy “lleno de errores y de humanidad”.

Dios es el que hace la obra, CIERTO. Y cuando pretendemos, mediante nuestra actitud de juicio, condenar a los demás, lo que estamos haciendo es SER CIEGOS en darnos cuenta de que nuestra “justicia humana y religiosa” es trapo de inmundicia para Dios y que no somos nada, que todo es por gracia, y que nuestra “piedad” no nos hace merecedores del favor de Dios, que SOLAMENTE su amor nos sostiene.

Cuando perdemos de vista a Jesús, empezamos a mirar a la gente.

Nuestra prioridad tiene que ser Jesús, no “el cristianismo”. Debemos enfocarnos en nuestra relación con Él, romper todo nuestro orgullo de religiosidad, para empezar a amarle, a buscarle, a conocerle, a servirle, y a dar nuestro ejemplo a otros, AMANDO.

“Predica, y si es necesario, habla”. Sí, cierto. Porque nuestra prédica rodeada de religiosidad, pero sin estar llena del amor de Jesús, es vana.

Dios está haciendo muchas cosas en este tiempo, y creo que nos está llamando a despertarnos del sueño, porque la venida del Señor está pronta. Dios está acelerando el ritmo de su obra, y necesita más que nunca, que NUESTRA GENERACIÓN SE LEVANTE.
Creo que, más que nunca y más que quienes nos precedieron en el caminar de la fe, tenemos tantos recursos, tanta libertad, tanto potencial, tantas oportunidades de servir al Señor, para expandir su Reino y darlo a conocer a otras vidas. La responsabilidad es grande así como la oportunidad. Y seremos juzgados por Dios por eso.

Tenemos tanto, pero nos falta algo muy importante… SABIDURÍA, porque no le tememos a Dios como Él se merece.

Hay mucho por conquistar… pero comencemos por nosotros mismos.

Creo que Dios está entusiasmado, esperando nuestra manifestación como hijos de Dios. La creación lo aguarda. Y veo que a más de una persona, Dios está despertando esta inquietud.

[Conversación entre amigos.]


PS:

Es un tema muy delicado hablar sobre el Cristianismo, y sé que muchos van a disentir de lo que digo o lo que estos amigos dijeron, y capaz me llamen la atención por todo esto, pero hay que quitar a la luz lo que en realidad sentimos.

Estamos en lo mismo que siempre. Decimos que el Cristianismo no es aburrido, que SOMOS divertidos, que igual que los demás en el mundo, podemos divertirnos, pero, ¿qué pasa una vez que estamos dentro de la Iglesia? (Iglesia en el sentido del edificio donde nos congregamos.) Una vez dentro, nos quitan todo, pero todo lo que queremos hacer. Nos dicen que el bailar está mal, que escuchar músicas seculares está mal, que hablar de cierta forma o pensar de la otra manera, ¡ESTÁ MAL! Que ciertos tipos de amistades no nos convienen, o que estamos haciendo mal las cosas. Yo digo siempre cuando necesito saber algo y no encuentro la respuesta, ¿qué haría Jesús en mi lugar? ¿Se apartaría de estas personas que no nos convienen? ¡NO! Yo creo, y estoy más que seguro que Jesús no se apartaría de ellos. Es más, en la Biblia misma leemos que Jesús se sentaba con las prostitutas, con los republicanos, con los escribas, con todo tipo de personas. No creo que EL estaría de acuerdo con lo que muchos “religiosos” piensan. Que yo sepa, a Dios no le podemos poner en una caja, o no le podemos asignar un cierto tipo de forma. Todos dicen, “DIOS NO ES CUADRADO, EL NO TIENE UNA FORMA DEFINIDA.” Se supone que deberíamos ser como EL, tomar el ejemplo que EL nos da. Y si decimos y confirmamos que Dios no es cuadrado, ¿por qué entonces los “cristianos” son cuadrados?

Andamos poniendo muchas reglas en la iglesia, y ¿qué es un cristianismo lleno de reglas? Más que otra religión en la lista de religiosidades. Estamos escuchando a líderes diciendo, y parafraseo exactamente como dijo: ¡acá se hace lo que YO DIGO! ¿Qué está pasando dentro de la Iglesia de Cristo? ¿No se supone que debemos hacer lo que Dios nos dice? ¡EL es la ÚNICA VERDAD QUE EXISTE! ¿O estoy equivocado? “Maldito el hombre que confía en el hombre.” Palabras textuales de Dios.

Vemos día a día que muchos van quitándole la gracia al Cristianismo. Muchos que están tratando caminar en el Camino, van desertando por el camino. ¿Por qué? Hay dos razones: la primera es porque no están muy bien parados en la Roca. Es muy cierto, pero también hay otra razón. Muchos desertan por el camino porque hay ciertas personas dentro de la iglesia, “religiosas”, que empiezan a ponerle reglas que ya están de más. ¿Por qué tienen que estar poniendo reglas que ni existen en la Biblia, siendo que Dios ya estableció las reglas para sus hijos? Jesús dijo: “YO soy el Camino, la VERDAD  y la Vida.” ¿Qué más necesitamos saber? El es el único que tiene la Verdad Verdadera.

Creo que la única forma de evadir la religiosidad que existe en la Iglesia, es confiar plenamente en Dios. ¿Quién más nos va a decir lo que realmente debemos y tenemos que hacer?

Anuncios
Categorías: Sin categoría

3 comentarios en “Cristianismo, ¿Hueco?

  1. “Za za za” a la decima potencia. Te respondo con esta musica by Hillsong United.

    “I’ve been running, trying to be one who sees
    I’ve been working, this salvation out on my knees
    There is nothing better than knowing
    We are redeemed
    I’m believing, trusting in creative hands,
    I am praying for our world to bow to your plan
    And this one thought is unmistakable
    To take up my cross and follow You Lord

    When You stand, the tall tress and mountains bow
    When You speak, the fiercest of oceans is still
    And I see the sinner seek devotion
    The lost become chosen, and I fall to my knees

    I’m forgiven by a Savior who did not deserve death
    He was blameless and I was lost in shamefulness
    Undelivered, but it doesn’t seem right
    Unless I keep my eyes focus on the Savior who gave His life
    In the middle of a world that denies it believes
    It is breaking apart at the very seams
    There is one thing to be alive for
    And it’s to take up my cross and follow You Lord”

    🙂

  2. Es muy triste ver que este panorama se observe en tantos puntos del mundo, desgraciadamente Dios dijo que el trigo y la sizaña crecerían juntas, sin embargo es tan decepcionante cuando te encuentras enfrascada en esa amarga realidad, cuando el desamor de los hermanos pincha tu alma, pero; Dios mitiga todo dolor, y solo Él es capaz de cambiar la maldición en bendición.
    Bien dicho, solo a Dios le corresponde el juicio, a nosotros obedecer, obedecer su Palabra y seguir adelante, sin detenernos.

    El tiempo se acorta para el enemigo y no hay que olvidar que anda como león rugiente buscando a quien devorar, si no estamos prestos en el evangelio nos volveremos en presas fáciles para el.

    Y cuando me deprimo por ver a mis “hermanos” tan religiosos, que solo utilizan la lengua para herir en vez de bendecir, cuando todo lo juzgan en lugar de participar en las cosas de bendición, solo atino a pensar en una cosa obvia: LES FALTA AMOR.

    Con razón todos los dones desaparecerán, excepto uno EL AMOR, el más hermoso de todos y el más dificil de cultivar.
    ¿Porqué? Porque el que llega a amar llega a sufrir, y nadie quiere sufrir, la mayoría atina a decir que Jesucristo ya sufrió por eso para que nosotros fuésemos una familia feliz.
    Pero…. no olvidan que dijo Jesús: ¿Qué el siervo no es más que su Señor? Si nuestro Señor sufrió por amor; ¿no tenemos nosotros que sufrir por amor a nuestros hermanos?

    Si amamos a nuestro prójimo, sufrimos por sus enfermedades, por sus carencias, por incluso su ignorancia y retinencia a aceptar a Cristo en su corazón, ¿Porqué? porque no salvará su alma

    Nadie valora lo que no le ha costado, quizá a eso se deba, como la salvación es gratuita, quizá por eso es que haya tanta incredulidad y pasividad para hacer lo que Dios manda.

    Me duele en extremo, porque Dios quiere un pueblo santo, dice: Nación santa, escogida. Se que Dios escoge lo peor para refinarlo, para exhaltar su Santo nombre, yo misma no fuí lo mejor, pero Él me rescató y oro diariamente porque me siga refinando sin importar cuanto tiempo tenga que estar en los hornos, y ese refinamiento duele, ……. pero ¿qué tal cuando alcanzamos el refinamiento deseado que Dios quiere para nosotros?

    Dios nos tenga en ese precioso proceso, porque aunque duela, es la única forma de estar haciendo su voluntad, y el amor que sentimos por el se incrementa día a día y nunca será suficiente, por lo tanto el esmero debe ser mayor.

    Que Dios les bendiga abundantemente y les siga redarguyendo, aumentando el amor en sus corazones, porque, aunque no lo crean, no todos los congregantes son capaces de percibir ese enfriamiento en el que se encuentran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s